Blogia
L a P e d r @ d a

Incontables muestras de solidaridad entre panameños

Expresó el embajador Carlos Zamora al regresar anoche a la Patria

Joaquín Rivery Tur


El embajador de Cuba en Panamá, Carlos Zamora, arribó anoche a la Patria y sus primeras palabras fueron para destacar las incontables muestras de solidaridad que se han producido en los últimos días entre panameños y cubanos a raíz de conocerse la intención de la presidenta Mireya Moscoso de indultar al grupo terrorista que encabeza Luis Posada Carriles.

Zamora, recibido en el aeropuerto internacional José Martí por el canciller, Felipe Pérez Roque, los viceministros de Relaciones Exteriores y el Consejo de Dirección del organismo, destacó sobre todo el apoyo panameño producido el fin de semana pasado en el V Encuentro de Solidaridad con Cuba y en las jornadas de oposición tenaz por parte de lo mejor del pueblo del istmo: sus jóvenes, trabajadores, indígenas y gente sencilla a favor de que se haga justicia con los criminales que se disponían a cometer el acto terrorista de atentar contra la vida del Comandante en Jefe Fidel Castro en ocasión de su asistencia a la Cumbre Iberoamericana celebrada en Panamá en el 2000, que también habría causado la muerte a cientos de panameños.

Inmediatamente, el Embajador leyó una declaración hecha por él en la tarde de ayer, antes de abandonar Panamá, en la que destacó el trabajo durante cinco años junto a panameños de todos los sectores por el fortalecimiento de las relaciones bilaterales entre ambas naciones.

Recordó al general Omar Torrijos como digno representante del pueblo istmeño y fraterno amigo de Cuba, que siempre actuó con firmeza e hidalguía.

Ante la prensa nacional e internacional acreditada en Cuba, Zamora hizo hincapié en el agradecimiento a todos los panameños que han contribuido a su labor diplomática en interés de incrementar las relaciones bilaterales.

Enfatizó que, de la misma forma que encontró numerosos amigos, también hubo que sortear a aquellos que por las vías más diversas han tratado de entorpecer esos históricos vínculos.

"Ninguna autoridad panameña —subrayó el Embajador— tiene pruebas que permitan acusar al Gobierno cubano de la más mínima injerencia en los asuntos internos de Panamá" y cualquier empeño de acusarnos en ese sentido es "un intento por ocultar las verdaderas motivaciones de una actuación carente de ética y principios".

"¿Cómo se le puede llamar injerencia en los asuntos internos a los reclamos de madres, hijos y esposas cubanas para que no se indulte a terroristas de la peor calaña, cuyos actos costaron la vida a muchos allegados suyos?", se preguntó el hasta hoy jefe de la misión diplomática cubana en Panamá.

Recordó algunos de los numerosos crímenes cometidos por los terroristas que están a punto de ser indultados y aseveró que para el Gobierno y el pueblo de Cuba constituye un deber ineludible lograr que estos terroristas sean sancionados ejemplarmente, como corresponde, por los crímenes cometidos.

"¡Jamás renunciaremos a este legítimo reclamo de justicia!", exclamó.

Finalmente, el Embajador expresó la más absoluta seguridad de que "el pueblo panameño reconoce que la política exterior cubana siempre se ha regido por principios y firmes convicciones, los cuales emanan de la actitud solidaria y desinteresada de la Revolución cubana".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres